Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

29.11.17 | Reseña de LOW IN HIGH SCHOOL


MORRISSEY 
“Low In High School” 
(Étienne, 2017)

Reseña por Ale Kapacevich


Si su anterior trabajo discográfico de 2014 nos puso en evidencia a un Morrissey con ganas de experimentar nuevos territorios sonoros (Joe Chiccarelli vuelve a ser el productor), esta nueva entrega titulada "Low In High School" marca un camino similar pero ahora con más cohesión y contundencia. Desde ya no esperen un regreso a "Vauxhall And I" (1994) o "You Are The Quarry" (2004), por la simple razón de que estamos en épocas distintas y Moz viene evolucionando le pese a quién le pese. Por supuesto que el cambio puede no gustar o simplemente no conformar a todo el mundo... y va más allá de la apreciación desde el punto de vista del admirador. Morrissey es un artista que, una vez más, elige mirar hacia adelante sin importar el qué dirán y sin repetir fórmulas.

No hace falta analizar demasiado para entender que LOW IN HIGH SCHOOL (grabado en Italia y Francia) es un disco político, con claros mensajes dirigidos a varios blancos que corrompen la libertad ciudadana: los medios de comunicación, la monarquía, la guerra, la clase política y la policía. Todos blancos que arman un conjunto y no son más que las caras de una misma moneda. Morrissey vs. Establishment. Sin embargo, también hay lugar para los deseos, los sentimientos -sí, hasta los carnales- y para Israel -poniéndose del lado del pueblo, y no del gobierno... aunque muchos interpretaron que esta balada que cierra el disco sea pro sionista. Ya ven, hay polémica. Volvió el Moz que molesta, el que incómoda, el que pone el dedo en la llaga y que en muchos casos nos pone a prueba como oyentes en una era dominada por artistas plásticos sin nada interesante qué decir. Podemos estar de acuerdo o no con sus opiniones y declaraciones, pero de eso se trata la libre expresión. Hoy tener algo qué decir molesta y mucho, y justamente es lo que no quieren los poderes que manejan el mundo.

Desde lo musical, el décimo primer álbum solista de Morrissey es bastante variado -hay 4 compositores en la banda- pero con esa cohesión que le faltaba a WORLD PEACE: posee momentos bien guitarreros (sorprende la potente apertura con My Love I'd Do Anything For You, y Jacky's Only Happy When She's Up On The Stage que incluye coro de niños en su parte final y más tensa); con dosis new wave/post-punk (I Wish You Lonely) y modernidad (Spent The Day In Bed tiene ese teclado juguetón de Gustavo Manzur bien a lo Sparks); introspección y melancolía de la mano de Home Is A Question Mark (quizás sea la favorita de la mayoría con una IMPRESIONANTE destreza vocal del cantautor inglés... ¡sigue tan emotivo y expresivo como nunca!) y In Your Lap (su desnuda pero rotunda fragilidad te pone los pelos de punta); ópera rock con el manifiesto antibélico I Bury The Living, una canción dividida en dos partes conectadas por un pasaje instrumental (mezclando ruido y una melodía de fondo) donde Moz canta una historia entre la ironía y el drama colocándose en el papel de un soldado, un tal John -admito que en la primera escucha me dejó un poco desorientado... pero al entender la letra, todo cobra sentido; claras influencias del tango en The Girl From Tel-Aviv Who Wouldn't Kneel (otra vez Gustavo Manzur desplegando su versatilidad como multi-instrumentista), algo de flamenco (When You Open Your Legs), gospel (All The Young People Must Fall In Love) y porqué no electro-rock (Who Will Protect Us From The Police?, donde menciona a Venezuela poniéndose del lado de la oposición). 

Muchos argumentan que la primera parte del disco es la mejor porque tiene los temas más movidos y rockeros, para después bajar en intensidad y ponerse "aburrido". Si probar nuevas cosas y no quedarse en una zona de confort es sinónimo de aburrimiento, prefiero toda la vida quedarme con esta etapa donde Morrissey elige correr riesgos y no se ata a un pasado que le dio mejores posiciones en los charts, por ejemplo. 
Personalmente LOW IN HIGH SCHOOL me parece un disco precioso y potente, delicado y ruidoso, oscuro y profundo, pero sobre todo con el talento inigualable de un artista que siempre fue políticamente incorrecto y nadando contra la corriente. Amalo o déjalo (o escucha sus discos que más te gusten de los 90's). Así es y así será él. Amén.